Ponte los tacones, niña

Has arrancado el último pétalo
y ‘no te quiere’ como tú se lo haces.
Sonríes con una lágrima
que ya ha llegado a la comisura
y coges otra flor.

Te repites que ‘esta si’
y para cuando no
te chupas la sal
porque tú
ya no quieres
curarte las heridas.

Te sienta bien esa herida
y la muestras con orgullo.
Es mía y es única.
Y te sobra cualquier borracho
en tu cama,
si puedes hablarle borracha
a una cicatriz abierta
a una posible relación.

Niña, tu eres magia que duele.
Una canción que no te gusta
y que no puedes dejar de cantar.
Que llevar la sonrisa descolgada,
también es de valientes.

Te he visto agarrar balas con la boca
y lanzarlas con tanta delicadeza
que hasta yo me habría dejado morir por ti.

Ponte los tacones y rompe el suelo,
aunque el no esté
es sábado por la noche
y tú sigues siendo igual de guapa
para reírte hasta de ti
y de tus mierdas de historias de amor.

Me juego las ganas
a que esta noche
ganas tú
y pierde él.

————————————————————

Felices dos añitos a este blog, que las letras me acompañen al fin del mundo y me quemen con un libro mio entre las manos.

Anuncios

2 respuestas a “Ponte los tacones, niña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s