Y entonces tú

En una habitación llena de gente me quedo con tu sonrisa y con su sonido cuando todos hablan y no dicen nada. Porque contigo no sé qué me pasa que me pongo guapa y crezco diez centímentros y me vuelvo lista, tanto como para saber que no puedo perderte en este mundo lleno de gente.

-¿Tú odias?
-Yo siento cosas peores.

En una habitación llena de gente tú y yo saldríamos corriendo por la puerta de atrás, con una botella de ron y muchas risas en la mano. Cerraríamos la puerta mientras gritamos “¡QUE OS JODAN!” y puede que no llegaramos muy lejos, y que toda esa gente ya nunca más quisiera hablarnos, pero nos bastaría con nosotros.

-No tengas miedo, yo te quiero conocer.
-Ven.

En un mundo lleno de gente tú y yo sabríamos donde se guardan las caricias de “todo irá bien”, los abrazos de “este día de mierda se acaba aquí”, y los besos serían el motivo de todas las acciones de nuestra vida. Tú me darías las gracias por existir y yo simplemente enchufaría otro cigarro para verte envejecer a mi lado.

-¿Te imaginas que esto no se acaba nunca?
Se arranca el reloj y lo rompe contra el suelo.
-Tranquila, son las 15:45 para siempre.

En un mundo vacío tú seguirías siendo la única cosa clara; aunque me preguntase dónde está todo el mundo acabaría pensando que me da igual, que si tú estás y me abrazas, da igual donde se hayan perdido todos, que yo termino siempre encontrándote a ti.

Y entonces pasó, un día el mundo se vació y yo estaba a tu lado.


-¿Tú me amas?
Y entonces yo
-Creo que no podría sentir nada peor por ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s