No me llames a mi lo que podría decirle a tu madre.

La nostalgia es saber
que un será para siempre
lo será
aunque se acabe.

Lo dificil de saber
que aunque dejes de llorar,
por dentro siguen llorándose los ojos.

Yo que nunca he sabido contrarestar
mis errores con las cosas
que me contabas antes de irnos a dormir.
No había visto tantos folios vacios
desde que averigué
en cuantas camas te habías metido.

No seas una puta,
como punto de partida para este final.
Cuando yo soy lo que quiero
y te estoy empezando a olvidar.
Ahora dirás que soy
una hija de puta.

Cuando sueño con oscuridad
me cuesta creer que ahí fuera
aún queda vida.
Me tapo los ojos
y yo aquí
tampoco he visto nada.

No me obligues a ir a buscarte
porque es inercia
llegar a la puerta de tu casa
y no llamar.
No mientas: he ido a buscarte.

Déjame decirte una cosa:
aquí no hay más yo.

Y tú y yo podíamos haber sido
la parte inteligente
de un amor roto.

Pero me he autoregalado un corazón
y este solo lo voy a utilizar yo.
Porque sí. Porque hoy soy una puta.

Anuncios

One response to “No me llames a mi lo que podría decirle a tu madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s