Mi arte de olvidarte

Espero que recuerdes cuando calculábamos los kilómetros entre la cama y el baño
y jugábamos a leernos
las arrugas de las manos
después de mojarnos la piel durante horas;
porque no he vuelto a sonreir igual.

Aún vuelas con la gracia con la que volaron
tus palabras contra mis pupilas
y se curvaron hasta desaparecer

Ayer me arremoliné
en tu portal
con los cartones
de las manifestaciones
que hacía mi corazón
contra ti.
No le tengo miedo al tiempo
si no a lo que pasa
cuando pasa.
Pero a esta puta casa
ya no viene nadie.

Me dijo te quiero
y se me erizaron los ojos
de pensarte mío.
Porque un día preferí verte
a darle un beso a un amigo.
Ese día se dispararon mis alarmas
dejando dos heridas dentro de mis pulmones.

Ahora respiro con las manos
y me inyecto sangre por los ojos
para no ser yo aquella que tantas veces falló.

Me creo que te lo creyeras todo
sin preguntarme si iba a doler.
Me creo que puedas dormir tranquilo
aunque malinterpretes tus sueños.
Me creo cualquier cosa de ti;
hasta que te mueras y no me lo digas.

Porque un día me abrí en canales
que no llevaban nada sólido
que decirnos a la boca.
Que la pena es por quien llora
no por el que sonríe
aún cuando tú
no encuentras ningún cajón
donde esconderte.

Porque hay quien te mira con la cara llena
de indiferencia y te besa
como si fuera gratis
romper heridas que nunca sangraron

y qué mas da

me da igual que seas un capullo,
si te he visto florecer debajo de mis sábanas.

Anuncios

8 respuestas a “Mi arte de olvidarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s