Deberíamos habernos pensado antes

He encontrado tantas formas de dolor después de ti
que ver mi sangre brotar no me asusta.
Deberías haberme pensado antes de que tus palabras se quedasen a vivir en mi.

Eres de esos amores que se te agarran en el pecho,
que no se quitan de la cabeza,
pero que a veces,
aunque pese,
es la fuerza de otros la que nos hace ver que estamos equivocados.

Somos de esa clase de parejas que estarían juntas si cualquierotracosa.
Con tejado, con una cama y quizás dos hijos.

Éramos sonreír sin precio,
equivocarnos con risas y mentirnos con verdades bonitas;
viajar con destino,
con muchos destinos.

Tenía claro que aquí es aquí contigo.
Y ahora,
es sin ti.

Deberíamos habernos pensado antes.
Antes de ti y de mi.
Antes de engancharnos a los besos.
A las cenas debajo de la mesa.
Antes de descubrir que tus manos encajaban en mis muslos.
Mucho antes de que un tu y un yo fuera un Si te quedas esta noche seré el hombre más feliz de la Tierra.

Deberíamos habernos frenado antes.
Pero con esa sonrisa era imposible decirle que no al tiempo;
y ahora nos sabemos de memoria con la punta de la lengua.

Anuncios

4 respuestas a “Deberíamos habernos pensado antes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s