IMG_3136

Qué guapo te pones cuando quieres hacer de mayor, con tu traje y tus zapatos. Como si ya tuvieras treinta años y tu vida resuelta. Me sujetas la cabeza y me das un beso.

-Hoy todo irá bien.

Me acucurro en tu pecho y las lágrimas no me permiten volver a mirarte. Pero tú te das cuenta y me besas más fuerte, como si quisieras demostrarme que me quieres y que estás ahí.
Después de un rato así vuelvo a mirarte con el rímel corrido y tú sonríes. No puedes evitar sonreír si te miro, aunque fueran las cuatro de la mañana y me acabase de despertar de una pesadilla, tú me mirarías y sonreirías.

-Eres mi debilidad. – Me dices.

Y lo sé. Y eso también me aterra.

Porque no soy tan especial como crees.
Ni tan fuerte como ves.
Ni tan lista como aparento ser.

Y a ti parece darte igual porque ya has encontrado tu pieza. Ya encajas conmigo hasta querernos a rabiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s